Posteado por: elobservadorcampechano | diciembre 3, 2008

(DESDE CAMPECHE) LA PAPA CALIENTE: EL IEEC

chela2

San Francisco de Campeche, 2 de dic. de 2008.-Después de dejar en evidencia al Secretario de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado, Santiago  Pérez Aguilar, y por lo tanto, al propio Titular del Ejecutivo del Estado, al dejar entrever que violaron la ley al modificar el presupuesto aprobado por el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Campeche, para el ejercicio 2009, a la señora Presidenta Celina del Carmen Castillo Cervera, le dio amnesia al ser cuestionada directamente sobre dicha falta de observancia a lo que establece el artículo 178, Fracción XXI, del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Campeche.

 A pregunta expresa de los diferentes medios de comunicación en el sentido de si el Ejecutivo estaría violando el CODIPEC (artículo 178, fracción XXI) al enviar el presupuesto del IEEC con modificaciones substanciales, sólo respondió “no sé” es decir se desmemorió, pero de inmediato respondió que habría que hacer un análisis exhaustivo para esclarecer si existe disposición que fundamente este procedimiento, que es de tipo administrativo y que en este caso corrió por cuenta del Poder Ejecutivo (en pocas palabras, el Ejecutivo sí violó la ley). ¿No es así Señora Presidenta? Si no es así, le recomendaría a algunos abogados para que le den un curso intensivo de derecho electoral, para que evite decir tantas palabras cantinflescas que sólo demuestra complicidad e ignorancia.

 Vale la pena recordar que el pasado 18 de noviembre el Instituto Electoral del Estado de Campeche, aprobó el presupuesto presentado por Castillo Cervera de acuerdo como lo estipula el propio CODIPEC, por un monto de más de 147 millones de pesos, el cual fue sumamente criticado por los partidos políticos a excepción del PRI, debido a que dicha cantidad no va de acuerdo ni a la realidad económica del IEEC, ni del Estado ni mucho menos a las políticas de austeridad del propio gobierno federal y estatal, pero el asunto no paró allí, pues se cometieron graves errores que hasta el momento no se han podido o querido explicar, ni por parte del Ejecutivo del Estado ni mucho menos por parte del Poder Legislativo.

 El CODIPEC es muy claro en el artículo señalado que establece como una atribución exclusiva del Consejo General del IEEC la de aprobar anualmente el proyecto de presupuesto de egresos que proponga el Presidente y la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Consejo General y remitirlo directamente, una vez aprobado, al Ejecutivo del Estado para su inclusión en el proyecto de Presupuesto de Egresos del año; con esta disposición, la ley electoral garantiza la autonomía de las instituciones públicas autónomas, para que estas no estén sujetas al capricho del ejecutivo en turno, aprovechando debilidades o favoritismos presupuestales para favorecer los intereses del poder.

 Luego entonces, por qué el Secretario de Finanzas modifica el presupuesto, es decir, de los 147 millones aprobados reduce el presupuesto a un poco más de 132 millones de pesos, pero inexplicablemente establece un transitorio aprobando 28 millones de pesos para el personal eventual que se contrataría durante la jornada electoral del 2009, lo que sumados ambas cantidades arroja la exorbitante suma de 160 millones de pesos, que significa un incremento del 55 por ciento en comparación con el presupuesto ejercido en el 2006.

 Pero muy astuta Celina Castillo Cervera, nerviosa ante los medios de comunicación sobre el tema del presupuesto, ni tarda ni perezosa, se deslindó del presupuesto presentado y amenazó que, en caso de ser necesario, se tomarían recursos propios de la bolsa del IEEC, considerados en más de 10 millones de pesos; luego entonces un organismo público no opera en función de ahorros, pues no es una institución financiera o una bolsa de valores, sino es una institución pública de acciones de trabajo, sujeta a un presupuesto justificado para ejercerse en un ejercicio fiscal y a un programa operativo congruente con la Ley.

 Pero en el IEEC parece que lo que más les interesa a la Presidenta y a los señores Consejeros (que más bien parecen los poderosos caballeros del Dinero), es juntar dinero, tener mucho dinero para dilapidar y gastar y… para sus bolsillos; por ello entonces la situación de la pobre educación cívica electoral de los ciudadanos del Estado, por eso la nula promoción de la cultura del voto, por eso tanto relajo y vale madrismo en las campañas y precampañas adelantadas y anticipadas, por eso la nula redistritación electoral a pesar de la inocultable y tremenda diferencia del valor del voto entre los distritos electorales del Estado (aunque el supuesto “doctor” en la materia, consejero Sánchez Preve, haga el ridículo tratando de engañar a la ciudadanía de que no hay ninguna diferencia en el valor del voto); con la famosa urna electrónica se la pasaron todo el año, queriendo justificar con el trabajo de dos personas el presupuesto de todo un organismo saturado por más de 80 gentes, entre ellos, la élite de los Consejeros que no hacen más que seguirse llenando los bolsillos a costa del erario público.

 Por eso, vivimos en un pueblo sin Ley ni autoridad electoral que ponga freno a tanto despilfarro y tanta inobservancia de la norma; la autoridad electoral simplemente no existe o se hace de la vista gorda, si eso pasa ahorita, qué no pasará durante el proceso electoral, con una autoridad que en lugar de poner orden, de educar cívicamente a los ciudadanos, de aplicar la ley a los partidos y a los políticos, se la pasa preocupada por el dinero que detenta en los bancos, generando ganancias poco transparentes tanto en su generación como en su aplicación y manejo, evadiendo las responsabilidades que les impone la Ley. ¿Hasta cuándo les exigirán cuentas los señores Legisladores, la Auditoría Superior del Estado, el Poder Judicial en su momento?

 Y unas últimas preguntas, antes de irnos a dormir la larga noche negra electoral que se avecina, ¿quién le dio la orden al Secretario de Finanzas para modificar el presupuesto aprobado por el IEEC?, ¿bajo qué criterios éste fue modificado?, ¿por qué se autorizan 28 millones de pesos para contratación de trabajadores eventuales si el propio IEEC aprobó una cantidad inferior al propuesto por Finanzas, en la que lógicamente ya se encontraba considerado este rubro?, ¿el Ejecutivo así lo dispuso?, ¿hay alguien que nos lo pueda explicar?, ¿qué hay detrás de todo este episodio y por qué tanto silencio cómplice?

 Volvemos a insistir a los señores diputados, esos que se dicen representantes del pueblo y que están allí para defender los intereses de los ciudadanos y no sólo para cobrar religiosamente sus dietas y gastos de gestión social, por cierto poco transparentes; ellos son los responsables de cuidar los recursos públicos y vigilar su debida y legal aplicación; de no hacerlo se hacen cómplices de la corrupción y de la violación a las leyes del Estado, aunque de esos pecadillos casi nadie escapa.

Cortesía: w3radione.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: