Posteado por: elobservadorcampechano | noviembre 25, 2008

(EN CAMPECHE) PREMIO A LA IMPUNIDAD Y A LA SOBERBIA EN EL IEEC

San Francisco de Campeche, 24 de nov. de 08.  Como se dio a conocer el pasado martes 18 de noviembre, en el Pleno del Congreso del Estado, el Ejecutivo Estatal envió el Proyecto de Presupuesto de Egresos a ejercer para el próximo 2009, en el cual como ya es costumbre y violando todo principio de derecho y de legalidad, consideró recortes a los organismos públicos autónomos, cuando la ley dice que los presupuestos de estos organismos deben ser enviados tal y como fueron aprobados por órganos máximos de decisión y peor aún, cuando de manera poco transparente se incrementa de manera muy discrecional la de por sí abultada “bolsa” del Instituto Electoral del Estado de Campeche, ascendiendo el total de su presupuesto a la escandalosa suma de 160 millones de pesos, es decir, un 50 por ciento de incremento comparado con el monto del presupuesto asignado y ejercido en el año 2006, que fue el último año electoral.

 La primeras planas de los medios de comunicación escritos dan cuenta de la nota relativa al presupuesto del IEEC, aprobado fast track por el Consejo General, que fue de 147 millones de pesos, monto que de inmediato, fue duramente criticado por el Partido Acción Nacional, quien a través de su Presidenta Asunción Caballero, dijo en respuesta a pregunta sobre el mismo, que haría una propuesta ante el Poder Legislativo para reducir el presupuesto aprobado al Órgano Electoral, porque era inaceptable tal cantidad de dinero.

 Si hacemos un análisis de manera rápida, nos daremos cuenta que nos quieren dar atole con el dedo, pero demostraremos que el pueblo campechano no es tonto y mucho menos ignorante del tema.

 La pasada elección de 2006, se le aprobó un presupuesto de 105 millones de pesos, el cual de acuerdo a los informes del mismo IEEC, no se ejerció en su totalidad, por lo que, el remanente por varios millones de pesos se destinó a la cuestionada compra del terreno donde se construiría el edificio de la misma institución, calificado por muchos, comentario aparte, como una decisión incorrecta o maquiavélica, ya que lleva mucho mensaje que se haya adquirido un terreno ubicado a un costado de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado, ¿será para prevenir futuras protestas?

 De acuerdo a las normas y políticas de gasto de la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado, los presupuestos no deben incrementarse arriba del índice inflacionario determinado para el año anterior; lo que quiere decir, en buen castellano, que si aplicamos una inflación promedio del 5 por ciento (siendo este porcentaje mayor al decretado por el Banco de México que fue de poco más del 4 por ciento), en el período 2006-2008 suma un total inflacionario del 15 por ciento; pero, siendo más benévolos con los índices de incremento, agregaremos una inflación aparte del 5 por ciento para el año de 2009, con lo que ya tendríamos una inflación acumulada del 20 por ciento y si los números no mienten, el presupuesto que debió aprobar y presentar el IEEC debió ser por un monto máximo de 125 millones de pesos. Esto resulta por demás comprensible para cualquier niño de primaria. Ni un centavo más, partiendo del hecho de que de esta manera, con el índice inflacionario, el gobierno incrementa el presupuesto general de todas las entidades públicas y es también la regla general para el incremento de los salarios y de los sueldos de todos los empleados, no sólo del Estado, sino de la Federación, de los Municipios y también de la iniciativa privada.

 Luego entonces, por qué motivos o razones aparentemente oscuras se le aprueba al IEEC la exorbitante, exagerada, escandalosa y despreciable (lo de despreciable no es por el monto en sí del presupuesto, sino porque es una afrenta para el pueblo que no tiene ni para comer) suma de más de 160 millones de pesos para dilapidar el próximo año. ¡Ah, claro!, se me olvidaba, que el IEEC argumenta que en el 2009 hay también que organizar la elección de Gobernador del Estado lo cual, según ellos, incrementa el costo de la elección, cuestión que resulta sin ningún sustento y sin ninguna base real y sólida como veremos enseguida; por lo tanto, es una gran falsedad para justificar tal asalto al erario público y también un insulto a la inteligencia y capacidad de los campechanos el querer justificar este escandaloso incremento con el pretexto nada creíble de que se trata de cuatro elecciones: gobernador, diputados, presidentes municipales y juntas municipales, y veamos por qué.

 Si tomamos en cuenta que el número de consejeros distritales y municipales de los 21 distritos electorales con que cuenta el Estado van a ser exactamente los mismos que fungieron en elecciones pasadas, porque el número de distritos no se ha incrementado, y que el personal auxiliar para el proceso electoral, sólo se incrementa en función del incremento del número de las casillas, siendo ello insignificante para el costo del proceso, es decir, se contratará casi el mismo número de funcionarios de casillas, el número de vocales de capacitación y organización electoral, de secretarias, vigilantes y choferes, etc., y que realmente lo único que se incrementa es una urna y una boleta más para la elección de Gobernador del Estado, PORQUE LA INFRAESTRUCTURA, EL MATERIAL, EL EQUIPO, EL PREP, LOS LOCALES, LAS LONAS, LOS VEHÍCULOS Y EL PERSONAL DE BASE DEL IEEC ES EL MISMO, ASÍ COMO TAMBIÉN, QUE EL PERSONAL EVENTUAL REQUERIDO ES MÍNIMO SU INCREMENTO, ¿HAY JUSTIFICACIÓN ALGUNA PARA AUMENTARLE UN 55 POR CIENTO MÁS AL PRESUPUESTO EJERCIDO EN EL 2006?, ¿HAY JUSTIFICACIÓN ALGUNA PARA AUTORIZAR EL ENORME GASTO QUE ASCIENDE A MÁS DE 160 MILLONES DE PESOS PARA EL PRÓXIMO PROCESO ELECTORAL, CON EL CUAL SE PUEDE PALIAR AUNQUE SEA EN PARTE EL DESEMPLEO Y LA POBREZA QUE EXISTEN EN LAS ZONAS MÁS PAUPÉRRIMAS DEL ESTADO? ¡ROTUNDAMENTE DECIMOS QUE NO!, ¡NI UNA SÓLA JUSTIFICACIÓN O MOTIVO HAY PARA ELLO!, POR LO QUE DEJA MUCHAS DUDAS Y LADOS OSCUROS ESTA APROBACIÓN INUSITADA DE TAN ENORME E INJUSTIFICADO MONTO PARA EL IEEC, PARA EL AÑO 2009, COMO YA LO HAN ESBOZADO ALGUNOS LEGISLADORES Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

 Pero el Ejecutivo propone y el Legislativo dispone, como dicen los legisladores, pero a su manera y a su muy particular conveniencia, diríamos nosotros, en el caso de Campeche. Pero también como dicen los políticos, la forma es fondo, y el fondo de la cuestión del presupuesto del IEEC, al que aparentemente se le asignan 132.6 millones de pesos, es decir, “aparentemente” 15 millones menos que el aprobado por el Consejo General del IEEC, para estar acordes según ellos, con las reducciones a los presupuestos de algunas entidades autónomas, pero ¡ojo! Resulta que hay un transitorio allí medio escondido donde se autorizan 28 millones de pesos para la contratación del personal eventual que se requerirá para el proceso electoral del 2009, como si ya en la partida de los 132.6 millones, de por sí ya elevado, no se hubiere considerado este gasto, que como ya vimos es el mismo número que el de 2006, es decir que se autoriza un total de 160 millones de pesos de manera global y en porcentaje un 55 por ciento más en comparación con el proceso del 2006. Aparentemente todo fue muy bien planeado entre la señora Presidenta y el Ejecutivo del Estado, sólo que se les cae el teatro, pues este engaño no resiste el mínimo análisis. ¿Para qué tanto dinero?

 Si durante cuatro años, los señores Consejeros Electorales azuzados y comandados bravuconamente por su Presidenta, en contubernio con las fuerzas más retrógradas incrustadas en el poder en Campeche, han saqueado de manera inmisericorde las arcas del IEEC y por lo tanto del Estado, sin ningún avance democrático ni político en la entidad, hoy continúan con la misma política de despilfarro, de nula rendición de cuentas, de opacidad, de falta de trabajo efectivo y, por lo tanto, de comprobada corrupción, rebajando al órgano electoral a operador del partido en el poder, a un nido de vivales que se aprovechan de la falta de regulación y de fiscalización efectiva por parte de los órganos responsables de su vigilancia para hacer negocios y servirse con la cuchara grande con los recursos presupuestales asignados a esa noble institución, y que a la menor intención de pedirles cuentas, rezongan y gritan y patalean y se sienten agredidos en su fuero interno tan blanqueado como los sepulcros bíblicos, azotándose el pecho y rumiendo su dudosa honestidad y su comprobada incapacidad e ignorancia en la materia electoral, con la letanía ya harto desgastada de que se atenta en contra de la “autonomía” y de la “independencia” del órgano electoral. Lo único que han cuidado estos Consejeros son sus bolsillos y que sigan creciendo sus altas y abultadas prebendas, compensaciones, bonos y privilegios económicos que reciben quincena con quincena, mes con mes y año con año, aunque no sea año electoral, para ellos todos los años son años de hidalgo.

 Pero, por otro lado, ¿por qué tanto interés en proteger y apoyar a ultranza a una institución que no ha dado muestras de transparencia, de honradez, de trabajo efectivo, sino de todo lo contrario, opacidad y oscurantismo en sus informes, violación de leyes emitidas por el mismo congreso y en lugar de pedirles cuentas efectivas, se les premia con un presupuesto inmoral, que va más allá de lo racional, de lo austero y de lo justificable en esta época de crisis y de bajo crecimiento de la actividad económica? Las autoridades federales han pedido destinar los recursos para obra pública que impacte en el crecimiento y la generación de empleos y no más burocracia y gasto corriente que significa más latrocinio y más penurias para nuestra sociedad. Por ello, las reformas electorales a nivel federal han estado orientadas en gran parte a la reducción del enorme gasto electoral y también a reducir drásticamente el gran dispendio en las campañas electorales y el gasto en el financiamiento de los partidos políticos; aquí en Campeche, parece que vamos al revés, para no variar.

 Renglón aparte, ¿cuál es el interés que mueve al ejecutivo estatal y el propio Congreso del Estado por el cual en su reforma electoral de este año, pusieron candados al ciudadano para impedir que soliciten información del IEEC y de los partidos políticos, así como de los candidatos, durante el próximo proceso electoral, pasando por encima del artículo 6º. Constitucional y de las propias leyes de transparencia federal y estatal?; ¿cuál es el objetivo para destinar tanto dinero sin ninguna justificación legal, práctica y ética para el IEEC?, ¿cómo se justifica legalmente tal dispendio?; ¿por qué los partidos políticos de oposición callan y otorgan tácitamente su consentimiento, apoyando lo injustificable e improcedente con argumentos sin ningún sustento legal?

 ¿Por qué el silencio de la diputada panista Nelly Márquez Zapata al ser calificada como revanchista y “frívola”, para no variar, por la Presidenta del IEEC, Celina del Carmen Castillo Cervera, cuando la legisladora pidió un informe pormenorizado de los gastos del presupuesto electoral del 2006?; ¿por qué el PAN hasta el momento no ha presentado el proyecto de reducción de presupuesto del IEEC, para que sea un presupuesto real y no ficticio o electorero?; ¿qué tantos y oscuros intereses se mueven alrededor de la elección a gobernador del 2009 y de lo cual son partícipes, porque no se explica de otra manera, el silencio cómplice y el voto unánime de los señores Consejeros Electorales del Consejo General del IEEC?

 Ante la grave situación económica que se espera para el año 2009, esperemos que las señoras y los señores legisladores campechanos tomen conciencia de su calidad de representantes populares y, por lo tanto, privilegien los intereses de las mayorías y de las necesidades más urgentes de la población peor maltratada del país, que ya estamos hartos de tanta simulación, corrupción, ineficacia y opacidad que impera en el IEEC, con la complacencia y complicidad del grupo en el poder.

 Y a todo ello, ¿qué pasó con la URNA, señora Presidenta?

CORTESIA w3radionet.com

________________________________________


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: