Posteado por: elobservadorcampechano | octubre 25, 2008

EL QUE SE PARTIÓ EL QUESO SOLO FUE FOX

 

 

Por Victor Hernández

 • Llama a Fox la violencia; Jesús Ortega incongruente

El ex-presidente Vicente Fox tuvo una reunión el día de ayer en Monterrey con diputados locales del PAN de todo el país para, según él, darles su “fórmula del triunfo” para ganar elecciones. De acuerdo con una nota del diario Reforma, Fox les dijo que su fórmula para el triunfo electoral es “jugar en el límite, aprovechar los recovecos de la ley, usar herramientas tecnológicas para llegar a millones de electores con ideas como la de “partirle el queso” a Andrés Manuel López Obrador.”

Las palabras textuales de Fueron las siguientes:

“Las leyes tienen muchos recovecos que otros sí están aprovechando, no aceptemos ningún límite más que el hecho de que vamos a ganar el próximo año”, dijo.

“Unos están poniendo piedrotas al país con violencia”; y otros marrulleros, colmilludos, que supuestamente nos están apoyando, acompañado, y lo único que están viendo es por sus, sí, Manlio, es por sus intereses, su interés es ganar la presidencia en el año 2012”.

“Hay otras ideas geniales como es ‘partirle el queso’ a López Obrador” (esto último causó que los panistas, que se dicen “pacíficos”, se desbordaran en aplausos.)

Se fue más lejos. Dijo:

“Es importante que conozcamos la nueva Ley Electoral, dónde nos pone mordaza, dónde nos pone límites, pero también dónde nos deja rendijas y ventanitas para movernos, porque los demás ya lo están haciendo”, dijo.

“No estamos jugando limpio, no estamos jugando con niños chiquitos, tenemos siempre que estar muy atentos a usar al extremo lo que podemos usar al extremo, respetando desde luego las leyes”.

Según Reforma, la reunión era a puerta cerrada, pero ni Fox ni los panistas se dieron cuenta de que alguien haba grabado a escondidas el discurso de Fox, y que le daría el audio a Reforma para hacerlo público (el audio está disponible en este link.)

Es decir, Fox pensó que que estaba protegido por la opacidad y dejó perfectamente claro lo que en verdad son tanto Fox como los panistas: unos violentos y unos delincuentes que no respetan a la democracia, sino que tratan, como las cucarachas, de encontrar todas la rendijas posibles para encaramarse en el poder sin aceptar “ningún límite más que el hecho de que vamos a ganar.” Esto, claro está, reconociendo cinicamente que “no estamos jugando limpio”.

En resumen, se trata del ya conocido “haiga sido como haiga sido.”

Ahora bien, que los panistas son unos delincuentes electorales y que no les interesa respetar ni a la democracia ni a la voluntad popular no es novedad. Ha quedado perfectamente claro el fraude que hicieron en 2006. Pero ahora Fox lo reconoce con absoluto cinismo porque pensó que nadie lo estaba grabando.

Pero no paró ahí. Acusó a los medios de estar recibiendo dinero para editorializar al mejor postor. Debe de saberlo. Él fue quien ofreció el cochupo de manera generosa ante los medios para que publicaran mentiras para favorecer al PAN. Caso concreto: Fox le ofreció al director de El Universal un banco para que alterara los resultados de una encuesta en la que AMLO estaba arriba de Calderón para que pareciera empate. ¿Otro caso concreto? Los permisos de casinos que le otorgó Santiago Creel a Televisa.

Como dije, todo eso y se sabía. Que Fox lo reconozca simplemente lo confirma. Lo verdaderamente grave no es eso. Lo realmente grave es que Fox esté promoviendo la idea de “partirle el queso a AMLO”. Es decir, que Fox esté promoviendo la violencia contra un ser humano en su afán de que la derecha no suelte el poder. Eso tiene un nombre. Se llama FASCISMO.

Quien se “partió el queso” solo con sus declaraciones fue Fox. Echó por el caño de la historia cualquier vestigio que pudiera quedarle de partícipe de la democracia para mostrarse como lo que verdaderamente es: un pobre diablo autoritario y violento que vive obsesionado con el único político honesto en México—y al único que por más que ha tratado de destruirlo desde hace 4 años (empezando con el caso del Paraje San Juan) no ha podido precisamente por la honestidad que se ha traducido en un enorme respaldo popular: Andrés Manuel López Obrador.

LA INCONGRUENCIA DE JESÚS ORTEGA

Llama la atención que al primero al que le hayan dado la oportunidad para defender a AMLO en los medios haya sido a Jesús Ortega, quien regentea a los Chuchos. En otra nota de Reforma, Ortega califica de “torpes” las declaraciones de Fox y afirma que el ex-presidente está mal de sus facultades. Dijo:

“Vicente Fox es un hombre torpe y una persona que no merece la menor credibilidad. Después del desastroso periodo de su gobierno que tanto daño le hizo al País yo creo que ningún mexicano debería de poner atención a sus desmesuradas y desmedidas declaraciones.

“No hay ninguna autoridad política, ninguna autoridad ética de Vicente Fox, debería de estar recluido”

De que Fox tiene problemas psicológicos no creo que haya mucho espacio para cuestionar. Una obsesión de 4 años contra una sóla persona, AMLO, deja de ser algo mentalmente sano y se convierte en un desorden de índole psicológico—lo cual hace mucho más grave el hecho de que los panistas le estén haciendo caso. Pero la acusación pierde peso cuando afirma que Fox debería estar recluido. Más bien Fox debería buscar ayuda psiconalítica y no intervenir en la política mientras no se recupera de sus facultades.

Ahora bien, si Jesús Ortega considera que es una locura lo que dijo Fox ¿Entonces POR QUÉ su corriente, Nueva Izquierda, ha estado insistiendo tanto en ayudar al PRI y al PAN a lograr precisamente lo que pide Fox: “partirle el queso” a AMLO?

Si Jesús Ortega quisiera ser congruente, buscaría la manera de Nueva Izquierda se sumara a las acciones de resistencia civil pacífica para lograr que se incluya en la reforma energtica la prohibición específica a los contratos en bloque. Si Nueva Izquierda no hace esto, habrá colaborado en los llamados de Fox a “partirle el queso” a AMLO. Y junto con AMLO a la nación entera.

Ortega tiene entonces dos opciones; o seguir en la línea de colaboracionismo con el PAN y el PRI que mostraron los senadores de Nueva Izquierda al aprobar la reforma energética SIN buscar mediante acciones de resistencia que se incluyera la prohibición a los contratos en bloque, o dejar de ser incongruente (no faltará quien piense que hasta hipócrita) y respaldar a AMLO y al pueblo de México con acciones concretas para que se incluya en la reforma energtica el siguiente enunciado: “No se suscribirán contratos de exploración que contemplen el otorgamiento de bloque o áreas exclusivas”.

Cortesía El SDP


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: