SUPERANDO EL RECHAZO: UN ESTUDIO FENOMENOLÓGICO SOBRE LAS MADRES SOLTERAS

 

Iris Delgado Aguilar,
Liliana González,
Lizett Ortega Aranda,
Vanessa Vargas Varela,
Citlali Zetina Chablé.

 RESUMEN

 En este trabajo se describe la experiencia de ser madre soltera de mujeres que se embarazaron mientras estudiaban. De igual manera, se mencionan las diferentes vivencias que experimentaron y la fortaleza con la que afrontaron dicha situación.

 PALABRAS CLAVES

  Madre soltera, rechazo, superación.

INTRODUCCIÓN

 En la cultura mexicana, ser madre se considera motivo de privilegio y felicidad. En la época prehispánica se representaba a la maternidad en la cerámica que se fabricaba, incluso existían diosas que ayudaban a las mujeres al momento del parto. La maternidad era tan sagrada, que los mayas creían que las mujeres fallecidas al momento de parir iban a una morada especial del inframundo, no importaba que éstas fueran madres solteras o casadas.

Con la llegada de los españoles a México, los códigos morales cambiaron. La religión cristiana seguiría considerando a la maternidad un acto sublime, siempre y cuando ésta se hubiera concebido durante el matrimonio. La sociedad se transformó en una organización que vigilaba la moralidad; así que las acciones condenadas por la Biblia eran duramente sancionadas con la desvalorización de las personas. La sociedad se convirtió en una juez sin humanidad que entregaba al escarnio público a aquellas mujeres que afrontaban el reto de ser madres solteras, quienes fueron llamadas locas, aventureras, desvergonzadas, mujerzuelas.

Los siglos transcurrieron y, sin embargo, a mediados del siglo veinte, la sociedad continuaba imponiendo a las madres solteras un cruz de madera que solas tenían que cargar. Según las estadísticas, en plenas décadas de la liberación femenina, un sesenta por ciento de las jóvenes que se embarazaban sin estar casadas tenían que dejar la escuela, ya que su rol de hija de familia terminaba, para comenzar una vida totalmente distinta. No existían asociaciones que las apoyaran para continuar con sus estudios. En esos momentos, las madres solteras seguían vulnerables y llevando a cuesta el rechazo social que la misma Iglesia promovía.

De esta forma, las madres solteras del siglo XX truncaban sus sueños de ser profesionistas por la responsabilidad que implicaba la maternidad. Sólo un 40 por ciento de las madres solteras que ingresaron a la escuela pudieron obtener un título profesional. Ser madre soltera, en pleno siglo XX, continuaba implicando en estas mujeres una “carga” económica, social, moral y psicológica. Las madres aún seguían luchando con la culpa, prejuicios y estigmas sociales; tenían que renunciar a sus sueños e ilusiones para proporcionarles educación, alimentación, vestido y vivienda a sus vástagos.

En investigaciones recientes de este siglo XXI, el Consejo Nacional de la Población publicó que las madres solteras, en el sentido estricto de la palabra (es decir, mujeres que son madres sin ser viudas, divorciadas o separadas), ascienden a 880 mil mujeres (1). La mayoría de éstas son personas jóvenes, menores de treinta años de edad. Por otro lado, el INEGI afirmó que las madres solteras se insertan con mayor frecuencia en el mercado laboral, con una tasa de participación económica 63.6% (2). Por su parte, Alejandra Carmona afirma que las diferencias principales entre las sociedades de siglos pasados a este nuevo milenio radican en que en la actualidad existe un cuerpo legal, cuyo objetivo consiste en eliminar la discriminación hacia las madres solteras y sus hijos; por lo tanto, en la sociedad contemporánea, según esta misma autora, las madres solteras se sienten más comprendidas y menos estigmatizadas que en décadas pasada (3)

Actualmente se observa que el porcentaje de madres solteras que dejan la escuela ha disminuido, ¿a qué se deberá lo anterior?, ¿Habrá cambiado el significado y la experiencia de ser madre soltera en estos tiempos?

La falta de tiempo, la situación económica del país y el estrés de la vida cotidiana pareciera que no influyen de la misma manera como detonantes para que las madres solteras deserten en sus estudios.
El presente trabajo pretende analizar la experiencia de ser madre soltera al momento de estar cursando los estudios profesionales.

PROCEDIMIENTO

Se realizó una investigación, basándonos en los principios teóricos-metodológicos del enfoque fenomenológico propuesto por Van Kaam (1959-1966), el cual pertenece al paradigma de investigación cualitativo-interpretativo, con el propósito de tener cierta empatia con respecto a la situación que enfrenta una madre soltera para poder sacar adelante a sus vástagos.

La información recabada se obtuvo mediante entrevistas realizadas de manera personal a tres mujeres que colaboraron voluntariamente, y cuyas edades oscilan entre los 30 y 50 años de edad actualmente, pero que al momento de enfrentar la situación de ser madres solteras contaban con 24 años de edad aproximadamente. Así mismo se utilizó la Internet para analizar comentarios de los foros de madres solteras con edades de 17 a 34 años de edad; de diversos países latinos.

El propósito fundamental de este estudio es adquirir una perspectiva más precisa sobre la experiencia de ser madre soltera, que ha resultado tan estigmatizada por la sociedad de ayer y hoy. Las madres solteras de esta investigación tienen como característica que los padres se desajenaron de sus obligaciones como progenitores y parejas al momento en el que se enteraron de la futura llegada del bebé. Todas estas mujeres estaban estudiando su licenciatura al momento de quedar embarazadas. El tiempo y espacio en el que desarrollaron sus vivencias fue diferente en cada una de ellas.

Las entrevistas fueron documentadas mediante un video, contando con el consentimiento de las colaboradoras, quienes fueron informadas sobre el objetivo de la investigación. Estos videos cuentan con un promedio de duración de aproximadamente 50 minutos, ya que por lo profundo y delicado del tema se iba prolongando conforme las mamás iban recordando cada una de sus experiencias.

Se elaboraron 20 preguntas-guía para poder tener un orden con respecto a la entrevista efectuada, esto con la finalidad de poder mantener una coherencia lógica sobre la problemática analizada, para así analizar la situación desde un punto de vista subjetivo sobre el hecho de ser madre soltera, basándonos en la experiencia personal de cada una de ellas.

A continuación se `presentan de manera literal, la descripción de algunas de las preguntas planteadas por el investigador (I) a las entrevistadas (E) y las respuestas que ellas dieron con respecto al tema planteado:

R. ¿Cuál fue su primera reacción al enterarse de que estaba embarazada?
E.-pues (se ríe) qué puedo decir, fue algo no esperado, fue angustia más que nada, no fue emoción, no fue… más que nada fue angustia, ansiedad, angustia mm m pues toda mi experiencia que yo puedo decir … , fue terrible, fue terrible desde el momento, que, que pues mi pareja, mi yo le comenté a mi pareja que yo estaba embarazada, este ,él me dijo vamos a tratar que lo abortes, y yo dije bueno, buscando, buscando bueno, yo dije… si nos cuidamos, sí nos cuidamos, pero sabes que son cosas que pasan, que pasan. Él incluso me puso unas inyecciones en la vena, me acuerdo que era la quinina en aquella época, pero cuando el embarazo se agarra porque se agarra, se agarra, no se suelta aunque te aporrees.
R.-Le importó en algún momento a usted de manera particular, Independientemente de lo que su mamá, este, pues, me imagino enfrentó con la sociedad, a usted en particular le afectó lo que pudiese pensar?
E.-Sí, muchísimo, pues te digo, era una época muy… en donde la gente, cómo te puedo decir, no toleraba una madre soltera a un homosexual, no toleraba la sociedad. Era un estigma para uno ser una madre soltera, sí, me afectó muchísimo, por ejemplo, yo dejé de ir a la iglesia que yo recuerde a un pastor que se acercara a mí, nunca, si acaso se acercó, se acercó uno de otra iglesia para decirme, sabes que adelante, tienes a tu hijo, tienes que luchar por él.

R.-¿Y cómo compaginó su vida de estudiante con la de ser madre?
E.-A su mecha, fue terrible, fue terrible (me imagino, porque la carrera de medicina es bastante absorbente) sobre todo el internado, el internado es donde tienes que hacer guardia de 24 horas, por decir, el lunes tengo guardia, entro a las 8 y salgo a las cuatro, a las cuatro, a partir de las cuatro entró a guardia hasta el día siguiente a las 4 de la tarde, equivale a que mi hijo se va a quedar a dormir sin el pecho, sin todo, la que me ayudaba era mi hermana que era maestra, ella era la que se quedaba, cuando él estaba pequeñito pues ahí lo metía en la cama con ella.
Una vez realizado las transcripciones de cada una de las entrevistas, se analizaron cada una de las respuestas dadas por nuestras interlocutoras para poder identificar aquellas frases o enunciados que nos pudieran brindar alguna información sobre qué significa ser madre soltera, y conforme fuimos avanzando extrajimos cada uno de los aspectos que nos pudieran acercar a la posible respuesta, todo esto sin mantener un orden o prioridad en las experiencias referidas.

Se trabajó con la técnica denominada horizontalización, la cual nos dio como resultado un total de 92 párrafos, de los cuales se señalan algunos:
 “En mi embarazo yo la pasé sola y fue un infierno, .. sólo espero algún día superar esto tan horrible y tantas cosas por las que pasé”
 “Cuando nació me hizo la mujer y la mamá más feliz del mundo(…) mejor sola que con una compañía negativa”
 “De todas las experiencias que hay en la vida hay que tomar lo bueno de ellas y la vida en nuestro entorno cambia”
 “Jamás tuve un momento feliz en mi embarazo, a veces sentía que todo mundo se había empeñado en hacerme la vida difícil, y no hubo un solo día en el que no llorara; lloraba de dolor, de rabia, de impotencia, de desesperación”
 “Estoy entrando en depresiones (…) quiero ayuda psicológica para mí no es fácil”
 “Las familias tradicionales no comprenden nuestra situación”
 “Estoy muy orgullosa de ser madre y no importa la manera en cómo se dio (…)a veces lloraba por la suerte que me tocó pasar, pero nada me detuvo a seguir (…)ahora estoy tranquila”
 “Me siento sola (…) me siento culpable de esto”
 “Me sentí orgullosa de mí (…) de mis ganas de luchar”
 “Tengo un vacío en mi corazón que no me deja”
 “No me arrepiento, por algo las cosas pasan (…) me tocó ser madre soltera, es mi vida, mi nuevo camino, lucharé por mi hija”
 “Gracias al cariño y comprensión de mis padres superé este trauma”
 “casi todas nos quejamos por nosotras mismas, nos quejamos por nuestro dolor y somos tan egoístas y que no pesamos en nuestros chiquitines. Ellos también tienen sentimientos. El miedo y dolor se lo trasmitimos a ellos. Mi hijo me hace sentir la mujer más feliz sobre la tierra, lo necesito mucho más que a cualquier hombre”
 “Ser madre soltera no te convierte en una persona no querida”
 “No tengo a dónde ir, ni dinero, ni el apoyo de un pariente o amigo, necesito ayuda psicológica
 “Me sentía lo peor… no saben cómo estaba mi autoestima”
Una vez analizadas estas frases o enunciados, se procedió a agrupar aquellas que tenían ciertas características en común, por lo que parecían mencionarse de manera recurrente por la similitud en su contenido; por lo que se establecieron categorías para poder distinguir los aspectos referidos por nuestras entrevistadas, a continuación mostraremos algunos ejemplos de cómo quedaron agrupados estos enunciados, y el tema al que hicieron referencia.

 

Frases o enunciados

 

Categoría

 

  • Fue muy difícil llevar la responsabilidad.
  • Es ser padre y madre para mi hijo.
  • Para mí es muy difícil ser padre y madre  al mismo tiempo.
  • Cuesta un mundo de esfuerzo diario el criar, educar y mantener a nuestro hijos sola.
  • Enfrentar juntos cualquier problema.
  • Significa ser valiente.
  • Dos seres enfrentando al mundo.

 

 

 

 

 

ESFUERZO

                                   

Frases o enunciados

 

Categoría

 

  • Me da tanto miedo, quisiera llorar, gritar que me siento tan sola.
  • Ser madre soltera significa dolor y sufrimiento cuando no se comparte con alguien más.
  • Enfrentar sola al mundo.
  • Dolor, tristeza y soledad.
  • Madre soltera es una mujer que amó sin ser amada.
  • Alguien llena de ilusiones puesta en un hombre. En un hombre que no supo valorarla.
  • Toda la vida no te alcanza para lavarte de tu culpa.
  • Estoy sola en esta difícil batalla

 

 

 

 

 

 

 

SUFRIMIENTO

 

Frases o enunciados
Categoría

 Fue muy difícil llevar la responsabilidad.
 Es ser padre y madre para mi hijo.
 Para mí es muy difícil ser padre y madre al mismo tiempo.
 Cuesta un mundo de esfuerzo diario el criar, educar y mantener a nuestro hijos sola.
 Enfrentar juntos cualquier problema.
 Significa ser valiente.
 Dos seres enfrentando al mundo.

ESFUERZO

Frases o enunciados
Categoría

 Me da tanto miedo, quisiera llorar, gritar que me siento tan sola.
 Ser madre soltera significa dolor y sufrimiento cuando no se comparte con alguien más.
 Enfrentar sola al mundo.
 Dolor, tristeza y soledad.
 Madre soltera es una mujer que amó sin ser amada.
 Alguien llena de ilusiones puesta en un hombre. En un hombre que no supo valorarla.
 Toda la vida no te alcanza para lavarte de tu culpa.
 Estoy sola en esta difícil batalla

SUFRIMIENTO

Con los ejemplos anteriores podemos darnos cuenta que, de acuerdo a la clasificación de las frases o enunciados descritos por nuestras interlocutoras estas fueron dándonos una mejor perspectiva de lo que realmente trataban de darnos a entender de manera general, por lo que pudimos extraer de estos enunciados las siguientes invariantes funcionales: Esfuerzo, incertidumbre, sufrimiento, compromiso, compañía, autovaloración, incomprensión, soledad, estigma, sacrificio, responsabilidad, experiencia, orgullo – autovaloración.

La estructura se estableció de la siguiente manera: La culpa, rechazo social, anteponer las necesidades propias, falta de apoyo de la pareja

HALLAZGOS

Para las colaboradas de esta investigación, ser madre soltera significa discriminación, ser relegada por una sociedad incapaz de comprender la experiencia por la cual están atravesando; puesto que se sienten señaladas, repudiadas, vejadas y condenadas a vivir con un estigma que las marca para siempre; una situación muy contraria a lo que dice la siguiente canción: “ser madre soltera es una bendición de Dios”.

La misma sociedad las señala y las obliga a experimentar un sufrimiento intenso, el cual les provoca angustia, tristeza, ansiedad, impotencia y desesperación. Sufren tanto que sienten estar en medio de un infierno, en el cual las lágrimas se manifiestan a diario. La poesía de Armando Durán de manera clara describe ese dolor: “Sé que es grande tu dolor, caen perlas de tus ojos (…) Madre soltera, cruz solitaria, mientras tu mano la cuna mece, tu alma inquieta implora y llora por un mañana mejor”.

Los días, las tardes y las noches se convierten en una monotonía, viven sin saber por qué. Esta experiencia les abre una herida que no cierra, “de la cual nunca te repones al ciento por ciento”.

De igual manera, ser madre soltera les implica sacrificio, una renuncia de sueños y de ideales. Tienen que entregar todo su tiempo, dinero y amor a un pequeño que sin querer la obliga a perder la libertad, y la condena a llevar una vida diferente; incluso las obliga, en algunas ocasiones, a dejar de estudiar, ya que un hijo implica dejarlo todo sin mirar atrás: “quisiera estudiar, pero me preocupa dejar sola a mi hija de 9 años. Quiero superarme en términos profesionales, pero no siento un lazo sólido como para dejar a mi hija con mi familia, mi hija es lo primero” Sin embargo, para otras madres solteras, el hijo (a) las motiva a aferrarse al colegio, porque saben que ellas serán el sustento de la casa: “Soy madre soltera, estudiante de tercer año de preparatoria y soy escritora y fotógrafa. Estoy luchando por terminar la preparatoria, ser una buena madre para mi hija, así como aprender las habilidades que necesito para mi trabajo, para poder proveer para mí y mi hija en el futuro. Sé bien lo que quiero hacer con mi vida”.

Aunado a la discriminación, sufrimiento y sacrificio que experimentan, ellas aceptan sentirse solas; enfrentar un vacío emocional en el interior que nada lo puede llenar, propiciado por un sentimiento de culpa que no las deja tranquilas. De manera muy acertada el amateur en poesía Armando Durán lo declara al decir que “A la madre soltera y sola, toda su vida no le alcanza, para lavar su culpa”.

Por otro lado, el ser madre soltera las responsabiliza de sus acciones, al obligarlas a asumir el rol de madre y padre, como lo menciona el siguiente fragmento de una canción: “Soy madre soltera lucho como fiera, soy hombre y mujer”.Si aceptan esta situación con fortaleza se sienten felices y positivas. De igual manera, implica esfuerzo, tienen que luchar más intensamente para alcanzar sus metas y salir adelante.

Todas ellas consideraron la experiencia de ser madre soltera como un aprendizaje; conocieron un mundo diferente e inimaginable, que las enseñó a valorar a otras mujeres que atraviesan por la misma situación, ya que comprenden el significado en su totalidad de la experiencia de tener un hijo sin el apoyo de una pareja; se sienten orgullosas y satisfechas al reconocer sus logros, por lo que viven tranquilas y realizadas, sin cuestionarse cómo llegaron a esta situación, sólo disfrutan la experiencia de ser madre, “están muy orgullosas de serlo, jamás han agachado la cabeza por ser madres solas y no lo harán”.

CONCLUSIONES

Ser madre soltera constituye una experiencia que resulta devastadora para las mujeres, sin importar la época en la que se presenta esta situación, ya que no es nada fácil afrontar el rechazo de la familia y de la sociedad al inicio de esta experiencia.

Es una posición muy difícil, sin embargo, es un gran ejemplo de vida debido a la entrega, esfuerzo y dedicación que estas mujeres realizan al enfrentarse al mundo, pues ya no están solas, sino ahora tienen que sobreponerse y salir adelante con la cabeza en alto por el bien propio y de su hijo.

Con esta investigación quedó claro que una mujer puede salir adelante con o sin la ayuda de una pareja y valdría la pena realizar una difusión mucho mayor de su ejemplo de superación.

 REFERENCIAS

 1. http://200.23.8.5/inegi/contenidos/espanol/prensa/contenidos/estadisticas/2005/mama05.pdf
2. (http://www. spm.org. mx/archivos/ acrobat/madres_ solteras.pdf)
3. http://images.google.com/imgres?imgurl=http://www.yucatantoday.com

Anuncios

4 comentarios en “SUPERANDO EL RECHAZO: UN ESTUDIO FENOMENOLÓGICO SOBRE LAS MADRES SOLTERAS

  1. para mi fue decepcionante en mi embarazo mas bien sola que acompañada, darme cuenta que hay parejas que no priorizan las cosas acorde a las circunstancias, sino que solo les interesa su propio bienestar y lo que es peor no poseen autocritica porque su discurso es que con el poco apoyo que dan piensan que se estan haciendo merecedores del premio al mejor padre y mas encima hay que darles las gracias.

  2. tengo 51 hermosos años, conviví 16 terribles años de los cuales la única experiencia terrible con resultados maravillosos, fue haber dado a luz 5 hermosos hijos 3 barones -2 mujeres y les confieso, ninguno fue deseado, sufrí muchísimo al saberme embarazada, pero jamás pensé en abortar, le pedía a Dios que me diera mucho amor para ellos y le prometí nunca dejarlos abandonados, cuando me separé mi hija menor tenía 6 años, y aunque mi situación era precaria y las propuestas no se hacen esperar, no pensaba rehacer mi vida con otra relación porque estaba muy joven, 32 años, solo pensaba en superarme para poder trabajar y sacar mis hijos adelante, después de recuperarme de las lesiones personales de las que fui victima y en la cuales por poco pierdo la vida, debí recupérame de el brazo derecho el cual quedó totalmente inválido, pero que por la misericordia de Dios recuperé, aun enferma y discapacitada empecé a trabajar en casa, luego, realicé el bachillerato hasta décimo grado, estudié enfermería, y empecé a trabajar en una maravillosa empresa, luego terminé el bachillerato y en estos momentos estoy cursando IX semestre de Psicología, y no fue necesario exponer a mis hijos.
    ellos también están estudiando en la universidad y pronto serán profesionales lo se y esto me hace muy feliz, pienso que abecés ciframos nuestra esperanza y felicidad a cosas materiales y nos alejamos de Dios he tenido que hacer grandes esfuerzos para superar cada dificultad, pero con la seguridad que lo lograré sigo luchando hasta donde Dios me lo permita.
    Amiga no te sientas mal por ser madre soltera, piensa que solo Dios tiene la desición de permitirte ese privilegio y amalos y bendicelos cada día.
    Si crees que puedo ayudarte en algo escríbeme.
    Mi mail:valvarez@icesi.edu.co

    Soy Vilma Alvarez
    Vivo en Cali – Valle – Colombia

  3. ¡Hola¡
    Soy docente en una escuela preparatoria y leí en este su trabajo que son más las chicas que salen embarazadas y que sí terminan sus estudios, la respuesta es sencilla: ahora hay más conciencia social, por una parte algunas escuelas -entre ellas en la que trabajo- que consideran que un embarazo no es razón para impedir que las jóvenes continúen sus estudios; por otra parte los padres de esas jóvenes tienen más conciencia del status legal de sus hijas: tienen DERECHO a continuar en las escuelas.
    Dejando de lado el aspecto social de ser madre soltera -la censura social- lo deseable es embarazarse al amparo de una relación bien establecida, tanto por el aspecto legal como por el aspecto económico, ya es dificil criar hijos en una relación -entiéndaseme que no necesariamente hablo de matrimonio sino de una relación de pareja, aunque creo que lo mejor es un embarazo al amparo de una relación conyugal establecida legalmente- mucho más lo será emprender sola esta enorme tarea.

    saludos

    Maki

  4. Hola. Me interesó mucho su estudio y quisiera ver, si es posible, más datos acerca de la investigación. Por ejemplo, de qué institución son las investigadoras, en dónde se sitúa el estudio, el años, etc.
    Mucho les agradeceré que me puedan dar respuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s