Posteado por: elobservadorcampechano | junio 19, 2008

Control de precios de Calderón es plataforma para 2009


Por Masiosare

A pesar de que las tiendas de autoservicio han tratado por distintos medios de controlar el alza en los precios de los alimentos, de forma irremediable los precios se han venido incrementando, sin ningún control por parte de los vendedores ni tampoco por parte de los productores y/o exportadores.

 Tan sólo en lo que va del año, los precios de los alimentos básicos han tenido un incremento de 17 por ciento en promedio, cifra que contrasta drásticamente con tan solo el 5% del incremento anual al salario. La diferencia se hace aún mayor si consideramos que el incremento del 17 por ciento en los precios se generó a lo largo de 5 meses, mientras que el 5 por ciento del incremento salarial se registra de forma anual.

 Ante este panorama, va a ser difícil que las tiendas de autoservicio comiencen a competir en materia de precios competitivos, ya que el precio de alimentos se está determinando en forma global. Aunque los mismos autoservicios ha reportado que no se han disminuido las ventas de alimentos, es importante recalcar que en artículos de primera necesidad, es muy difícil que se presente un retroceso en el consumo, ya que se trata de artículos básicos. Esto último era importante de recalcar, ya que Felipe Calderón y los medios de desinformación electrónica han manejado el asunto desde la idea simplista de que a pesar el alza de precios y de la desaceleración económica de Estados Unidos, la gente en México sigue comprando alimentos en la misma proporción. ¿No creen que sería algo difícil dejar de comprar comida?

 Veamos: si en 6 meses, los alimentos han tenido un incremento de 17% en promedio, eso significa que durante estos meses Felipe Calderón no ha movido un solo dedo al respecto. Ya cuando las tiendas se dieron gusto subiendo precios sin ningún control, Felipe Calderón anuncia que va a “congelar” los precios de alrededor de 150 productos de consumo popular del ramo alimenticio, como las sopas, los jugos, chiles, condimentos, procesados de frijol y lenteja, atún, café, aceites comestibles, gelatinas en polvo, entre otros.

 El día de ayer, en la mañana, Calderón se reunió en sesión privada con algunos integrantes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). En dicho desayuno, Calderón les pidió la colaboración para encontrar la forma de “congelar” los precios de determinados alimentos. De tal manera, Ismael Plascencia Nuñez, presidente de la Concamín, agarró su pluma y comenzó ha realizar una lista de los productos a los cuales se les podría “congelar” el precio, aunque en ningún momento mencionaron al maíz, ni al trigo. La idea, es mantener los precios hasta el mes de diciembre de este año. Pero: ¿Y después?.

 ¿Cómo piensa Calderón “congelar” de forma interna precios que se dictan de forma externa, sobre todo, cuando ha favorecido más la compra que la producción de alimentos? Vamos a pensar mal unos momentos: Su pongamos que, efectivamente, después del incremento promedio de 17 por ciento (ya para qué), se logren mantener hasta diciembre los precios de alimentos. Esto le permitiría terminar el año con una inflación aceptable, pero sería una bomba de tiempo: En enero, la situación sería insostenible, y entonces, obedeciendo al mercado mundial, se tendrían que ajustar los precios, los cuales aumentarían el equivalente al retroactivo.

 Desde esta óptica, tenemos en enero una cuesta económica en las familias: la crisis ni se notaría tanto.
A lo anterior, señoras y señores, se le conoce como “manipuleo de cifras”. De tal forma, Felipe Calderón pretende manipular los indicadores, crear condiciones que el permitan terminar el año con niveles bajos en dichos indicadores, para así poder incrementar los precios en enero… y volver a presentar un programa emergente en abril ó mayo de 2009… lo cual sería una excelente plataforma electoral hacia las elecciones del 2009.

 Por otra parte, el domingo pasado, el secretario de la hacienda pública del Gobierno Legitimo, Mario di Constanzo, de forma involuntaria (quiero suponer) trató de responder a una pregunta que en días anteriores le realicé a Claudio X. González, sobre la verdadera función del Banco Central.
Según el Lic. Di Constanzo, la función de dicho banco central es la de “procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, fortaleciendo con ello la rectoría del desarrollo nacional que corresponde al Estado. Ninguna autoridad podrá ordenar al banco”. Y cabe hacer mención que, efectivamente como menciona Di Constanzo, dicha definición está escrita en la Carta Magna.

 Yo le contestaría al Lic. Di Constanzo que son distintas formas de entender las prioridades. Mientras para él, la función del banco central es la de “mantener los precios”, a la vista de muchos mexicanos la definición de la Carta Magna es ni más ni menos que la seguridad económica del país.

 Por otro lado, yo invitaría, tanto a Claudio X. Gonzáles, como a Mario Di Constanzo, a que lean las leyes que rigen al Banco de México. Sus objetivos pueden consultarse en el portal http://www.banxico.org.mx, y una vez que lo hagan, podremos estar hablando de lo mismo, bajo los mismos términos.

Hasta mañana.

cortesia sdp

Anuncios

Responses

  1. Enhorabuena, carnal… muchas gracias por la cita en tu blog.

    Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: