Posteado por: elobservadorcampechano | junio 5, 2008

Petróleo, ¿asunto de técnicos o de ciudadanos?

Ricardo Monreal Avila
En el Porfiriato se excluyó cualquier participación de los ciudadanos en decisiones políticas que fueran más allá de cuestiones electorales. El argumento central era, “el Pueblo no está preparado para la democracia. Los temas de gobierno son cuestiones técnicas y solo pueden ser abordados por técnicos”.

 Al amparo de esta teoría se prohijó una vertiente de la clase política de entonces, conocida popularmente con el nombre de “científicos”, que son el antecedente inmediato de los actuales “tecnócratas”. Por “tecnócrata” se entiende a la “persona especializada en alguna materia de economía, administración, etc., que ejerce su cargo público con tendencia a hallar soluciones eficaces por encima de otras consideraciones ideológicas o políticas” (Diccionario de la Real Academia). Los ciudadanos son buenos y necesarios el día de la elección de las autoridades, pero el ejercicio de gobierno es otra cosa, es un asunto de especialistas, técnicos y científicos. Aquí nada tiene que hacer o decidir el pueblo.

 PEMEX y la Secretaría de Energía han descartado la posibilidad de realizar una consulta ciudadana sobre la reforma energética con argumentos idénticos a los utilizados por “los científicos” en el Porfiriato. Es un asunto técnico, donde poco o nada tiene que aportar la ciudadanía. Es decir, el petróleo sí es de los mexicanos, pero no pueden decidir sobre su destino, explotación y utilización. El pueblo es poseedor de una riqueza natural de la que no puede disponer libremente por ser menor de edad; para ello tiene un albacea que es el gobierno y PEMEX.

 La negativa del gobierno a realizar una consulta ciudadana sobre la reforma energética, es decir, a someterla a un referéndum para su aceptación o rechazo, desnuda la verdadera naturaleza del gobierno y su proyecto de reforma. Confirma que la iniciativa de Felipe Calderón carece de respaldo ciudadano mayoritario (de otra forma, hubieran aceptado la consulta a ojos cerrados). Reafirma que la campaña publicitaria oficial para convencer a los ciudadanos de las “bondades” y “beneficios” de la misma no surtió los efectos esperados. Ratifica que todo aquello que implique ejercitar en el país la democracia participativa directa (consulta ciudadana, referéndum, plebiscito, iniciativa ciudadana, revocación de mandato) pone en jaque al gobierno. Los “científicos” de Porfirio Díaz tenían desprecio por el pueblo. Los “tecnócratas” de hoy tienen miedo a la ciudadanía. “Para eso tienen a sus representantes populares en el Congreso, ¿qué sentido tiene que vuelven a votar?”. Desde este punto de vista conservador y obtuso, bastaría con que el Congreso aprobara la reforma para hacerse realidad.

 La pregunta elemental es, ¿y después del Congreso qué sigue? En condiciones democráticas de avanzada, dispondríamos de dos instancias: un tribunal constitucional que dictaminara si los legisladores se apegaron a la Constitución o se excedieron en sus facultades; un referéndum o consulta ciudadana que ratificara o rechazara lo aprobado por el poder legislativo. Leer más…


Responses

  1. Se presenta la oportunidad de expresar sobre la negativa del gobierno federal, tal como indica el Licenciado Ricardo Monreal Ávila: “La negativa del gobierno a realizar una consulta ciudadana sobre la reforma energética, es decir, a someterla a un referéndum para su aceptación o rechazo, desnuda la verdadera naturaleza del gobierno y su proyecto de reforma. Confirma que la iniciativa de Felipe Calderón carece de respaldo ciudadano mayoritario (de otra forma, hubieran aceptado la consulta a ojos cerrados). Reafirma que la campaña publicitaria oficial para convencer a los ciudadanos de las “bondades” y “beneficios” de la misma no surtió los efectos esperados. Ratifica que todo aquello que implique ejercitar en el país la democracia participativa directa (consulta ciudadana, referéndum, plebiscito, iniciativa ciudadana, revocación de mandato) pone en jaque al gobierno. Los “científicos” de Porfirio Díaz tenían desprecio por el pueblo. Los “tecnócratas” de hoy tienen miedo a la ciudadanía. “Para eso tienen a sus representantes populares en el Congreso, ¿qué sentido tiene que vuelven a votar?”. Desde este punto de vista conservador y obtuso, bastaría con que el Congreso aprobara la reforma para hacerse realidad.
    La pregunta elemental es, ¿y después del Congreso qué sigue? En condiciones democráticas de avanzada, dispondríamos de dos instancias: un tribunal constitucional que dictaminara si los legisladores se apegaron a la Constitución o se excedieron en sus facultades; un referéndum o consulta ciudadana que ratificara o rechazara lo aprobado por el poder legislativo”.
    SOBRE EL SEGUIMIENTO A ESTA INFORMACIÒN:
    Más de 200 organizaciones no gubernamentales celebrarán hoy la primera Cumbre Ciudadana con el objetivo de acordar una “agenda nacional común” en la que demandarán al Presidente Felipe Calderón, a los presidentes de los partidos políticos, y a los cuatro candidatos a la presidencia de la república, una “visión compartida de largo plazo” para México, y líneas claras de acción.
    Las organizaciones, entre las que se encuentran Causa en Común presidida por María Elena Morera, y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad fundado por Javier Sicilia, se reunirán hoy y mañana en el Palacio de Minería para discutir en mesas de trabajo ocho temas fundamentales para el desarrollo del país. Seguridad ciudadana, justicia y derechos humanos, reforma política y participación ciudadana, educación de calidad, fortalecimiento a las organizaciones de la sociedad civil, inclusión y cohesión social, así como también asuntos ligados a la transparencia y rendición de cuentas, al desarrollo económico sustentable y al empleo digno, y la visión a futuro para el país. Hacia al final de los dos jornadas de trabajo, las organizaciones convocantes presentarán a los políticos una declaración de la que Animal Político ha obtenido un borrador. A reserva de las modificaciones que se hagan tras llegar a consensos, el documento expresará la preocupación de los grupos por la crisis de violencia, la desigualdad, exclusión y falta de oportunidades, la impunidad y la corrupción, la crisis de gobernabilidad y representatividad, y la exclusión de la ciudadanía en la toma de decisiones que afectan al país”.
    REFLEXIÒN: “La importancia de la crisis democrática ha llamado a números autores a estudiar las deficiencias y obstáculos en el porvenir de estos regímenes en el mundo”;

    REITERO: Ya que la ciudadanía puede y debe controlar el poder público; lo que significa que la cumbre ciudadana se relaciona a un reclamo nacional a los que transgreden la libertad de expresión, las garantías individuales y sociales, el derecho de participar con el examen que constituya el punto de partida que logre el orden dando la claridad de la importancia de erradicar la corrupción, que desemboca en una desigualdad que debemos combatir mediante la consistencia de nuestros actos en busca de una estabilidad política, gubernamental de justicia y rendición de cuentas, que promulgue y construya la verdadera democracia, que es la voluntad de las mayorias.

    NORMA ESPERANZA FALCÒN RUIZ.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: