Posteado por: elobservadorcampechano | mayo 15, 2008

Fracasa Calderón en todos los frentes

Acumula derrotas en guerra al narco
Se extiende el baño de sangre y las deserciones
Sólo hambre produce la política económica
Repudio total a las “reformas estructurales”
Aumenta el riesgo de inestabilidad social

“Nada se puede aceptar de un malvado so pena de envilecerse”.
Madame Roland

Parece que a Felipe Calderón todavía le faltan algunas muestras tanto de inconformidad de vivos, como de ataúdes, sin dejar de lado las pilas de cientos de miles de amparos para percatarse de que sus 17 meses de gobierno no han sido sino una real y auténtica catarata de fracasos. El combate al narcotráfico se ha significado por los cada vez mayores enfrentamientos con un saldo negativo que se refleja ya de manera preponderante en la muerte de encargados de la seguridad; la nueva Ley del ISSSTE continúa creando marchas, manifestaciones y plantones de inconformidad y tiene en los escritorios del Poder Judicial cientos de miles de amparos.
El mismo camino, el del fracaso, ha seguido su mal llamada reforma fiscal. No sólo no se ha puesto en marcha el tan controvertido dos por ciento de impuesto que se cargaría a los depósitos realizados en efectivo y que sumaran más de 25 mil pesos mensuales porque todavía no cuentan con el programa que debe entregárseles a los bancos, sino que también se han amparado cientos de miles de empresas en contra del pago del IETU, por lo tanto la recaudación fiscal que se esperaba no se ha presentado.
Ni qué decir de lo que se espera suceda con la reforma energética, que es más bien una reforma petrolera, la cual aún sin ser aprobada ya tiene agregados disfrazados de “derechos”.
Pero también están los pactos y los grandes acuerdos que supuestamente se realizaron para evitar que los precios de por lo menos los productos básicos se fueran a las nubes que, a la vista de todos está, no se respetaron, fracasaron y para mayor prueba están esos incrementos que alcanzan ya en promedio más del 60 por ciento.
La política económica no es ajena, en su totalidad, al fenómeno del fracaso.
Ahora ya las aerolíneas que se vendieron hace muy poco a quienes estaban en la lista de los grandes beneficiarios del Fobaproa, gritan pidiendo auxilio y reclaman al gobierno subsidio para la turbosina, porque de otra forma van a la quiebra.
A lo anterior tendremos que agregar que hasta las instrucciones giradas para que se guardara silencio en muchos rubros no han sido cumplidas dentro del ámbito de quienes ya desean detener la cadena de mentiras.
Y en esto se encuentra el IMSS, quien reporta que desde el sexenio de Zedillo y hasta Calderón, los gobiernos han reportado cifras engañosas en cuanto a la creación de empleos y solamente en los dos últimos años se agregaron 660 mil nuevos que son inexistentes, que nunca existieron, que sólo fueron soportados por el papel al igual que los reportes de Hacienda del primer cuatrimestre.
El fantasma de una total derrota va marcando el sexenio calderonista, con apenas sí algunos logros que sólo han quedado en manos de los grandes hombres del dinero ya que ni siquiera esos servicios de salud, la promesa de que los pequeños que nacieran durante el presente sexenio tendrían muchos renglones asegurados y, para colmo, ya se vio que hasta su pretensión de seguir el esquema foxista del seguro popular, le resultó otro descalabro que dejó a la vista la mentira, la falsedad, el engaño.Leer más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: